Sunday, 22 June 2014



Historia De Los Ovnis En Repblica Dominicana
Aunque este articulo haya aparecido en otra parte ("diario excelente de la conspiraci'on" de Tim Swartz) puede servir como un buen documento de informaci'on para los lectores que desconozcan de la historia rica de avistamientos Ovnis y los extraterrestres en la Rep'ublica Dominicana, particularmente teniendo en cuenta la visita reciente y espectacular de un Objeto triangular no identificado en la ciudad de La Vega.

Ovnis en Rep'ublica Dominicana.

Por Scott Corrales.

(c) 2006

El 29 de agosto de 2005, el ingeniero dominicano Carlos Pe~na, atestigu'o acerca de un objeto que 'el describi'o como el vuelo del "Ovni Negro" a una altitud estimada de los mil a tres mil metros El objeto viajaba de oeste al este y su forma era dif'icil de describir," dijo el ingeniero en su informe. "No pod'ia definir su forma, pero creo que era algo [...] como "los humanoides alados" considerados en M'exico durante meses recientes. No puedo relacionarlo con ning'un otro objeto, tal como globos, p'ajaros, aeroplanos, etc. en cuenta con su forma muy extra~na."

El avistamiento dur'o solamente cuarenta segundos, pero es posiblemente el 'unico avistamiento de un Ovni en la Rep'ublica Dominicana estos 'ultimos a~nos. Apenas pues es verdad que algunos pa'ises o partes de nuestro planeta parecen ser propensos a avistamientos, hay otros que permanecen silenciosos por d'ecadas, que tienen despu'es antecedentes significativos al implicar avistamientos de Ovnis. Uno de estos pa'ises es la Rep'ublica Dominicana, que experiment'o una serie de "aletas" en los a~nos 70 que atrajeron la atenci'on internacional, pues veremos algunos de los casos a continuaci'on.

Perdidos en la antig"uedad.

La actividad Ovni en la Rep'ublica Dominicana puede ir desde las cuevas: Los habitantes tempranos de la isla nos han dejado una herencia de los petroglifos que se encuentran en la provincia de Samana, representando rayos producidos por seres de luz y de otras escalas claramente detalladas que ven'ian hacia fuera de sus cascos (los antrop'ologos describen estas pinturas como m'ascaras ceremoniales y las representaciones de las deidades "Cem'ies" de los Tainos antiguo). Estas im'agenes son apenas 'unicas: Aim'e Miguel, uno de los primeros investigadores del fen'omeno Ovni en Francia, fue incitado creer que muchos de los petroglifos encontrados en cuevas francesas y espa~nolas representaban la presencia de Ovnis.

La isla tambi'en ha disfrutado de la distinci'on de ser en el centro de una controversia que ha radiado desde el siglo XVI: si fue descubierta por Colon durante su primer viaje al "nuevo mundo", o si fue descubierta de hecho en 1480 por Alfonso S'anchez, amo del carabela Atlante, que dej'o expedientes detallados de su exploraci'on de la isla junto con un mapa, que pudo haber pasado a la posesi'on del marino Genov'es. Pero esta controversia ha venido cerca del furor contempor'aneo sobre los objetos extra~nos divulgados en los cielos, los mares y la tierra de la Rep'ublica Dominicana.

Una d'ecada de actividad intensa.

El noviembre de 1972 marc'o el punto m'as alto de Ovnis y de actividad paranormal sobre la Rep'ublica Dominicana. Uno de los casos m'as memorables implic'o la curaci'on notable de una mujer afligida de c'ancer del est'omago, la cual segu'ia la aparici'on repentina de un objeto de volador no identificado. El 6 de noviembre ese a~no, llevaron a cabo a un culto de oraci'on en la casa de la se~nora Ramona de B'aez, en la ciudad de Paya en la costa meridional de Santo Domingo. Unas diez personas se colocaron en un c'irculo alrededor de la se~nora B'aez. Repentinamente, una de las hu'espedes - una mujer llamada Julia Elvira - vio seg'un se informa una luz "como una estrella grande" a trav'es de la ventana, acerc'andose desde una considerable distancia hasta que finalmente viniera reclinarse sobre la casa, inund'andola de luz. Este acontecimiento caus'o un p'anico dentro de la casa, a excepci'on de Marino B'aez, que llevaba los rezos. Sr. B'aez "vio seg'un se informa un 'angel" tomar de 'el por la mano para llevarlo de nuevo a la cama de Ramona la enferma. All'i, la entidad luminosa coloc'o sus manos sobre el abdomen de la paciente, haci'endola quedarse dormida. Cinco minutos m'as tarde, Ramona salt'o de la cama diciendo que estaba sana.

El a~no anterior, la prensa dominicana hab'ia publicado los informes sobre las curaciones notables realizaron por Luciana Pel`aez de la ciudad de Barahona. Luciana Pel'aez era una cat'olica ferviente cuyas curaciones atrajeron la atenci'on nacional, incluso hasta del presidente Joaqu'in Balaguer, quien dijo que Luciana Pel'aez era "m'erito del respecto y de alta estima". No se sabe si el presidente recurri'o nunca a los poderes de curaci'on de Luciana, como ha ocurrido con otros funcionarios en Latinoam'erica (Plutarco El'ias Calles de M'exico con "Ni~no Fidencio" y Jacinto Kubitschek del Brasil. El 29 de marzo, Luciana Pelaez junto a una gran masa de personas en las afueras de la ciudad de Santo Domingo, ofrecieron rezos para un enfermo y advirti'o que "algo" ocurrir'ia esa tarde y que se deber'ia ser percibido solamente como "manifestaci'on de dios."

A las seis y treinta, La curadora entro en un trance y la muchedumbre comenz'o a llorar y a gritar, incitando al sacerdote que organizaba el evento a interrumpir el servicio para mirar al cielo: a la derecha de la luna, hab'ia una segunda "luna" que se levantaba y que se hund'ia entre las nubes, emitiendo un resplandor amarillento que aument'o su brillo antes de amortiguar una vez m'as. El culto pod'ia solamente continuar despu'es de que se hubiera desplomado el nivel de la muchedumbre de entusiasmo sobre este fen'omeno extra~no.

Los encuentros asombrosos con los humanoides continuaron: En septiembre de 1972, un conductor cerca de la ciudad de Palenque en la Rep'ublica Dominicana fue contactado por un tr'io de extraterrestres en gris, uniformes de guerra y con la piel color lim'on. Un Ovni en forma de huevo estaba en el fondo, y el conductor sinti'o temor por su seguridad. Uno de los extraterrestres se acerc'o a 'el y le hablo en espa~nol perfecto, dici'endole que 'el hab'ia sido tan humano como 'el y hab'ia sido rescatado por los extraterrestres en alta mar diez a~nos atr'as cuando estaba a punto de ahogarse. Su nombre humano hab'ia sido Freddy Miller, y 'el se hab'ia adaptado con 'exito a la vida en el mundo de los extraterrestres.

. A las 2 de la ma~nana el 24 de mayo de 1976, Mario Garc'ia, quien era piloto privado, sali'o de su cama para respirar un poco de aire fresco en el balc'on de su apartamento. La presencia de algunos flashes extra~nos en el cielo en direcci'on sur, lo incit'o volver adentro a buscar su telescopio. Al mirar a trav'es del ocular, pudo observar un objeto en forma de ovalo con una peque~na fila de ventanas a lo largo de su centro. Su superficie estaba tan bien pulida, que Garc'ia dijo a los investigadores que la m'as leve luz reflejada en el Ovni podr'ia cegar a cualquier espectador. En base a sus conocimientos de aviador, Garc'ia dijo que el objeto no identificado se levantaba entre cincuenta a cien pies por minuto, "como si llevara una carga muy pesada" hasta alcanzar una altitud de 3000 pies. Al llegar a este punto guardo su prominente tren de aterrizaje y su antena comenz'o a girar "como tratando de sintonizar una se~nal, para luego desaparecer en segundos a una velocidad sorprendente.

El hombre Robot


Una tarde cotidiana en laque jugaba con los primos y el perro de la familia se convirti'o en un verdadero encuentro extraordinario con lo desconocido para un muchacho de diez a~nos del pueblo del EL Fundo. 'El hab'ia estado jugando al aire libre en los alrededores de su casa como a a las 5 de la tarde cuando el perro de la familia comenz'o a ladrar fren'eticamente hacia uno de los potreros. Desde atr'as de los arboles la entidad emergi'o "una especie de humanoide mec'anico" qui'en no hizo a los ladridos del perro y comenz'o a caminar en una l'inea recta, los ni~nos asustados corrieron r'apidamente a ocultarse entre los arbustos. En ese momento escucharon un sonido el cual describieron como "carga de caballer'ia". Se dieron la vuelta para ver cu'al era la causa del ruido y para su sorpresa apareci'o una orbe de color negro de aproximadamente tres pies de di'ametro que en su tope ten'ia una estructura no identificada y rodaba a lo largo de la tierra. La esfera rod'o lejos y desapareci'o en el potrero. El "hombre robot" mientras tanto continu'o su caminata lenta, ignorando totalmente al perro y a los ni~nos.

Seg'un el investigador Manuel Fiallo, que se entrevist'o con a los protagonistas, la entidad extra~na usaba un a pechera negra ajustada y un su'eter rojo de mangas cortas que revelaron los "brazos lim'on-verdes escamosos". Su cara aparec'ia carecer de ojos y nariz, aunque la boca fuera descrita como normal.

Extraterrestres en los ca~naverales.

En marzo de 1977, el grupo dominicano GOFOS (Grupo Observador de Fen'omenos y Objetos Siderales) investig'o un caso que hab'ia ocurrido en San Francisco Macor'is, comunidad agr'icola en la parte meridional del pa'is. En un caso particular, una pareja fue despertada a las 3:30 de la ma~nana por el llanto de su beb'e. Cuando la madre fue a ver que suced'ia, ella not'o que la casa entera fue iluminada por una luz caliente, verdoso-azul. La madre la describi'o como "Un zumbido de rel'ampago permanente."

El marido de la mujer fue afuera a ver de d'onde proven'ia la luz misteriosa, quiz'as temiendo que se tratara de alg'un incendio, y se sorprendi'o con lo que vio: el zumbido sobre las palmeras a una altura de unos cincuenta pies, se trataba de un disco volador con una gran cantidad de rayas que emiti'o un arsenal de colores, principalmente de rojo, de blanco, de azul y de verde. 'El corri'o adentro de su casa mientras que el sonido del zumbido aument'o. El calor lleg'o a ser insoportable mientras que el Ovni se coloco de frente, la pareja t'ermino con los ojos irritados y una sequedad en la garganta que persisti'o por una semana. En aquella 'epoca en Rep'ublica Dominicana pr'acticamente se desconoc'ia el tema de los Ovnis y extraterrestres y aun m'as en la regi'on agr'icola de San Francisco Macor'is. Pero esto estaba a punto de cambiar.

En la noche del 24 de junio de 1977 un testigo an'onimo observo un Ovni ligero y enigm'atico descender lentamente del cielo nocturno para luego permanecer inm'ovil sobre el mar. Una especie de tubo emergi'o del "casco" del veh'iculo y absorbi'o el agua de mar por un periodo de tiempo prolongado. El Ovni luego se levant'o y comenz'o a levitar sobre el testigo, el cual not'o dos seres mir'andolo fijamente a trav'es de una especie de ventana. Seg'un el testigo, un veh'iculo m'as grande apareci'o y absorbi'o al m'as peque~no y luego r'apidamente lleg'o se perdi'o entre las estrellas.

Los avistamientos en Rep'ublica Dominicana se trasladaron desde la zona este hasta la frontera con su naci'on vecina de Hait'i, cerca de la regi'on productora de az'ucar en la bah'ia de Ocoa, a finales de1977 y a principios de 1978, los acontecimientos tomaron una vuelta m'as espantosa: mutilaciones, acompa~nadas por las luces extra~nas y las criaturas extra~nas, atormento a los cortadores de ca~na de la ciudad de Barahona, los cuales aseguraron ver lo que describieron como un "perro gigantesco" el cual asesinaba animales dom'esticos a altas horas de la noche. Este canino gigantesco pose'ia inteligencia, pues era capaz de abrir puertas y jaulas, para luego extraer hasta la 'ultima gota de sangre de sus v'ictimas indefensas. La mayor'ia de las v'ictimas fueron gatos, gallinas y conejos.

Las autoridades locales desmintieron cualquier implicaci'on sobre natural de los hechos, indicando que era simplemente "una broma de mal gusto" ejecutado por los habitantes de esta 'area agr'icola. El simple hecho de que los campesinos sacrificaran sus animales para una simple broma es totalmente absurdo.

Las mutilaciones fueron seguidas por la aparici'on de seres y la actividad extraterrestre en la zona alcanzo su punto m'as alto. Seres c'onicos fueron vistos en noviembre de 1978 por cinco mujeres en Santo Domingo. Tres criaturas, dos veces m'as altas que un ser humano, las cuales ten'ian una especie de linternas en sus abd'omenes, descendieron por una ladera frente a un autom'ovil el cual fren'o freno de golpe. Las luces del autom'ovil se apagaron y las testigos escucharon sonidos parecidos a soplidos que eran infligidos sobre el veh'iculo por el tr'io c'onico. Los gritos de terror de las testigos atrajeron la atenci'on de los vecinos, que vinieron en su ayuda. No se encontr'o ningunos rastros de los seres o del veh'iculo que hab'ian rodeado.

En los a~nos 80 y a principio de los a~nos 90, la actividad Ovni en la Rep'ublica Dominicana se lig'o a un gran n'umero de acontecimientos los cuales eran contados por los marinos comerciales y recreacionales a lo largo del Canal de la Mona, el canal turbulento que separa Rep'ublica Dominicana de Puerto Rico.

Muchos inmigrantes ilegales, retan los mares feroces del Canal de la Mona para llegar a las orillas de la isla de Puerto Rico, han narrado numerosos relatos de haber visto luces extra~nas realizar de maniobras a'ereas espectaculares antes de hundirse silenciosamente en las aguas negras del canal.Un capit'an an'onimo implicado en el negocio de los viajes ilegales, testifico que su embarcaci'on de pesquera, casi fue volteada por la emersi'on repentina de un Ovni luminoso de las profundidades del canal.

Credit: truth-just-ahead.blogspot.com

Categories: , ,

0 comments:

Post a Comment

    Followers